¿Cómo viven?

El ciclo vital de una pulga suele durar 15 días en condiciones de buena temperatura y humedad.

Pero cuando hace frío y la crisálida siente que si sale de su capullo puede morir, se quedan latentes mucho tiempo. Pueden estar más de un año esperando a que llegue aquel día de febrero en el que salga un poco más de sol y parezca que comience el calor… 

Todo esto lo nota la crisálida, y aquel día sale de su capullo y busca al primer perro que se encuentra por el parque para alimentarse rápidamente! Este perro vuelve a casa (donde se encuentra la calefacción puesta) y la pulga decide instalarse allí y comenzar un nuevo ciclo para llenar al perro (y la casa) de más nuevas pulgas. 

¿Cuándo se debe desparasitar?

Es muy importante que si tu perro o tu gato tiene accieso al exterior (mediante un balcón ya es suficiente! los gorriones pueden traer pulgas también!) contiunad con el tratamiento antiparasitario durante todo el año. 

Por qué son tan peligrosas?

El problema que presenta la presencia de pulgas no solamente es que al quitarle la sangre se puedan desarrollar anemias y otras deficiencias, es que su mordedura puede afectarle a la salud. Hay perros que son alérgicos a la picadura de la pulga, pudiéndole provocar enfermedades de la piel muy molestas. También les provocan un picor horrible y, rascándose, pueden llegar a hacerse daño. No olvides que una herida abierta puede provocar una infección.

Además, con la acción de picar y succionar, la pulga puede transmitir bacterias, protozoos, virus i parásitos, que la pulga puede tener en su interior.

Pipetas, comprimidos, collares o sprays. Sea cual sea vuestro método de prevención, no dejéis de usarlo porque comience a hacer frío: las pulgas estarán esperando aquel día de calorcito para salir a comer sangre de vuestra mascota!