Categorías
Uncategorized

Pseudogestación y pseudolactación

¿Qué son la pseudogestación y la pseudolactación?

La pseudogestación es una afectación que las hembras pueden sufrir después de su período de celo en el que creen que están embarazadas , es lo que popularmente se conoce como «embarazo psicológico». A raíz de esto se puede desarrollar otra patología que es la producción de leche sin crías a las que alimentar : la pseudolactación.

¿Por qué se desarrollan estos dos problemas?

El embarazo psicológico tiene lugar unos dos meses después de una ovulación en la que no se ha producido el embarazo. Cuando finaliza el periodo de ciclo estral, conocido comúnmente como celo, comienza el diestro, cuya duración es de alrededor de dos meses (igual que un embarazo). Durante esta última fase el organismo de la perra produce en exceso una hormona llamada prolactina, responsable de los síntomas de la pseudolactación y pseudogestación.

Es más habitual en perras que en gatas, ya que las gatas no ovulan si no ha habido una monta pero si esta monta no es fértil (por ejemplo porque el macho es estéril) también pueden sufrir estos problemas. Un porcentaje muy pequeño de gatas tienen una ovulación esporádica, en el caso de que tu gata lo sufra,cuando termine con el celo tendrá una pseugestación, pero no producirá leche.

¿Qué síntomas presentan?

Puedes observar comportamientos maternales sin estar embarazada como adoptar objetos, juguetes o cojines como si fueran sus cachorros , y verás que los trata como tal: los lame, los esconde…

Además, como su propio organismo cree que está preñada, presenta leche en las mamas debido a este aumento de prolactina.

También puede ser que la veas más cansada de lo habitual y, a veces, puede estar más arisca o irritable .

Tienes que tener cuidado si notas que tu perra o gata tiene pequeños quistes en los pezones, porque no siempre es leche! Puede ser un problema más grave como un pequeño tumor mamario.

¿Cómo se trata?

Cada hembra es un mundo y es necesario que nos visites para evaluarla correctamente pues, no todas las hembras presentarán los mismos síntomas y en función de cómo sea su afección el tratamiento será uno u otro.

Ante la pseudolactación,  suministraremos una medicación para disminuir los niveles de prolactina y así «cortar» la leche . Además, ante los cambios comportamentales que pueda tener será necesario parar los estímulos externos que favorecen estos cambios: retirarle los juguetes u objetos que haya adoptado, evitar que se lama las mamas para frenar así la producción de leche, salir a hacer ejercicio con ella para reactivar el metabolismo…

Cómo podemos evitarlo?

La mejor opción para prevenir la pseudogestación es la esterilización de tu perra o gata. Esta cirugía, que consiste en la extirpación quirúrgica del aparato reproductor (ovarios y útero) consigue que se disminuyan los niveles de prolactina, evitando el embarazo psicológico. Como se regula el sistema hormonal también evitarás otras afecciones hormono-dependientes como la piometra.