Categorías
Uncategorized

Primovacuación y parvovirosis

La primovacunación es como llamamos al hecho de poner las 3 primeras vacunas de cachorro. La primera de ellas contiene virus inactivado o atenuado (otro día hablaremos de esta diferencia) de parvovirus canino; la segunda contiene además del parvovirus otros virus como el de la hepatitis, la enfermedad de Brom y la leptospirosis; la tercera vacuna es igual que la segunda.

Porque ya en la primera vacuna queremos empezar a proteger de la parvovirosis? Para que la repetimos 3 veces?

Empezamos desde pequeños a protegerlos porque es la enfermedad más fácil de contagiarse por el estilo de vida que tienen los cachorros. Esta enfermedad se transmite muy fácilmente con lametones entre hermanos, oler las cacas de los compañeros y el contacto cercano con otros perros o con personas (nosotros podemos hacer de transporte de este virus sin saberlo!) Y como ya sabéis eso es lo que hacen los cachorros: lamer, morder y oler a todo el mundo!

La primera dosis de vacunación sirve para que las defensas del cachorro empiecen a conocer el virus en cuestión y que vean que aquello no forma parte del organismo. Con la segunda y tercera vacuna las defensas ya lo reconocen como algo extraño y comienzan a hacer anticuerpos para defenderse el día que realmente estén en peligro.

Son necesarias las tres vacunas para crear unas buenas defensas que protejan al cachorro hasta la siguiente revacunación al cabo de un año. Si no se ponen estas tres vacunas siguiendo el tiempo que toca, no sirve para nada.

Porque es tan peligrosa esta enfermedad?

Pues porque cuando el virus infecta al cachorro, entre otras cosas, le destruye las células del intestino y le provoca unas diarreas con sangre que hacen muy mal olor y que hacen que el perro vaya perdiendo mucha agua corporal.

Por si fuera poco el estómago tampoco está en buenas condiciones y por lo tanto el cachorro no querrá ni comer ni beber, y si lo hace seguramente vomitará.

Por lo tanto nos encontraremos con un perrito pequeño que no come ni bebe, que si come o bebe lo vomita y que además va perdiendo sangre y agua!

Como veis es cuestión de días o incluso de horas que este perrito se muera si no hacemos nada.

La parvovirosis es una enfermedad muy grave, nos da MUCHO MIEDO y es una de las principales causas de mortalidad en cachorros no vacunados o vacunados parcialmente.

Es por eso que es tan importante vacunar a sus perritos desde que tienen 1 mes y ½ y hacer las vacunas con el tiempo establecido para acabar cuanto antes.

Recuerde que hasta que no se ha llevado a cabo una vacunación COMPLETA ni los perritos ni los gatitos pueden salir a la calle porque no están 100% protegidos. También deberá tener cuidado si vienen animales o gente en casa: no deben entrar en contacto con su cachorro! Podría ponerlo en peligro! Recuerde lavarse bien las manos antes de tocar a su cachorro si ha tocado algún otro animal.

Con la parvovirosis no se juega, cualquier duda que tenga o la mínima señal de alarma (vómitos, diarreas, falta de apetito, fiebre, apatía) contacte con nosotros!