Hoy vamos a hablar de unos animales algo menos corrientes que nuestros amigos con pelo y cuatro patas que estamos acostumbrados a ver.

Tienen escamas, algunos caparazón, otros se arrastran y otros tienen visión de 360º. Hablamos de los reptiles.

Estos animales, se encuentran dos escalones por debajo de los perros y los gatos en la llamada “Escala filogenética”. Digamos que son unos animales más primitivos (pero no por ello menos complejos) que los mamíferos.

En España, hay registradas muchísimas especies de reptiles catalogadas como “exótico”, por lo que es imposible que os hablemos de todas ellas en esta publicación, pero sí que queríamos resaltar algunas de las características comunes entre todos ellos para así conocerlos más de cerca y evitar los posibles problemas que puedan surgir de un mal manejo.

Qué es hace tan especiales?

La característica más importante a destacar de estos animales es que son poiquinotermos, es decir, al contrario que los mamíferos, no son capaces de termorregularse y mantener una temperatura constante, si no que son totalmente dependientes de la temperatura exterior.

Esto es importante recordarlo, ya que cuanto más baja sea la temperatura de estos animales, más inactivo se vuelve su metabolismo en todos los sentidos:

Por ello, si somos dueños de reptiles, debemos vigilar diariamente la temperatura de su terrario, y garantizar que esta esté en su rango de temperatura de confort para su especie.

Además de la temperatura, estos animales deben de tener un correcto aporte de vitamina D, el cual pueden adquirir: 

  • En el caso de los reptiles carnívoros, de su dieta. La cual debe estar basada en consumir presas enteras, ya que esta vitamina se almacena en sus vísceras.
  • En el caso de los herbívoros, mediante la exposición a una fuente de luz ultravioleta. Esto puede hacerse bien mediante el uso de una bombilla con fuente UVB que debe renovarse cada 6 meses en el caso de tener a nuestra mascota en un terrario, o mediante la exposición a la luz solar directa (sin que haya ningún tipo de cristal de por medio).

Tener a nuestro animal con un correcto aporte de vitamina D es fundamental para el correcto estado de sus huesos, ya que esta vitamina ayuda a fijar el calcio en ellos. También es recomendable dar un suplemento de calcio en algunas especies. Todas estas medidas, van dirigidas a evitar el desarrollo de Enfermedad Metabólica Ósea (EMO), un síndrome grave que puede causar :

Los suplementos de calcio se pueden dar en diferentes formatos (comprimidos o líquidos) según especie y peso.

Además debes de tener en cuenta...

Además de todas estas medidas generales, debemos tener en cuenta que cada especie es diferente: hay reptiles desérticos, selváticos, tropicales, acuáticos etc. De modo que cada hábitat o terrario debe adecuarse lo máximo posible a su modo de vida salvaje. Por ejemplo, si tenemos una iguana, lo ideal sería que su terrario fuera alto, y que tuviera varias ramas para poder trepar y desarrollar su comportamiento natural.

Generalmente son animales muy fuertes y estoicos y cuando se ponen enfermos cuesta mucho verlos manifestar su sintomatología de alguna manera. Aunque lo más habitual es que dejen de comer. No suelen tener muchas enfermedades asociadas, y las más comunes, como hemos visto brevemente en esta entrada del blog, suelen ser debidas a un manejo inadecuado por parte del dueño.