Categorías
Uncategorized

Higiene bucal

La higiene bucal es una de las partes de la salud más importantes de tu mascota, ¡al igual que en los seres humanos! En nuestra mano está que nuestro mejor amigo no sufra problemas desde más o menos leves como el mal aliento hasta más graves como una gingivitis.

Ya sabemos que cepillar los dientes diariamente a nuestra mascota puede ser todo un reto… Y es por eso que necesitamos ayudarlos de otras formas para mantener una buena higiene bucal.

¿Sabías que es recomendable realizar una limpieza de boca anual a tu mascota? Esta es la mejor manera para eliminar la placa bacteriana que se le haya podido formar. Al igual que en las personas, a través de los alimentos nuestras mascotas sufren ataques continuos de bacterias. Estos se van acumulando sobre los dientes y acaban formando una placa bacteriana que conocemos comúnmente como sarro. El sarro suele acumularse en la zona entre el diente y la encía, siendo esto muy peligroso, ya que puede penetrar dentro de la encía y afectar a la raíz dental. ¡Podría hasta provocar la pérdida del diente! Es algo realmente muy molesto para el animal, que podría incluso dejar de comer para evitar el dolor. A veces, si las infecciones bucales son muy masivas puede provocar problemas mayores, afectando otros órganos.

En qué consiste la limpieza bucal?

Se trata de una cirugía no invasiva muy similar a la realizada en las personas y consiste en la eliminación de la placa formada y una limpieza en profundidad de cada diente, insistiendo en la zona entre el diente y la encía. Para ello, utilizamos un equipo de limpieza dental que funciona mediante ultrasonidos.

Se trata de un procedimiento muy habitual en la clínica diaria y, a diferencia de los seres humanos, en nuestro peludo si es necesaria una anestesia general inhalatoria ya que debemos evitar que se muevan, para poder realizar bien la limpieza.

Mantenimiento

Una vez realizada la limpieza bucal podemos iniciar un tratamiento de mantenimiento para prevenir infecciones (algo similar a nuestro cepillado de dientes diario). Para ello, hay un montón de opciones: snacks, colutorios, pastas de dientes .. En función de cómo sea tu mascota y la disponibilidad para administrárselo decidiremos cuál es la mejor opción para él y para ti.

Acércate a la clínica y pregúntanos sobre cómo ayudar a tu compañero.