Categorías
Uncategorized

Filariosis

Hoy queremos hablaros de una enfermedad parasitaria algo especial y novedosa para vosotros. Estamos acostumbrados a hablar de los parásitos intestinales, de pulgas, garrapatas etc pero hoy vamos a aprender de uno que vive nada más y nada menos que en el corazón de nuestras mascotas. Hablamos de las Dirofilarias.

Epidemiología:

Las dirofilarias son unos gusanos parasitarios muy finos y esbeltos, que acceden a nuestros peludos por medio de la picadura de un mosquito. Esto quiere decir que, para que el ciclo de vida del parásito se desarrolle, este necesita que se den unas condiciones ambientales óptimas para que su transmisor se sienta cómodo. Esto, viene a ser: un clima cálido y húmedo, justo las condiciones ambientales que tenemos los que vivimos en las playas del mediterráneo.

De hecho, se sabe que Dirofilaria se extiende a lo largo de la Península Ibérica por todo el territorio catalán, Valencia, Murcia, Cádiz, las Islas Baleares y las Canarias. Ah, por cierto, también puede asentarse en zonas del interior pantanosas y cercanas a ríos. Así por ejemplo, vemos que la zona del delta del Ebro o zonas cercanas al río manzanares de Madrid también son zonas endémicas.

Los mosquitos, cuando pican a una mascota, inocula las larvas de este parásito dentro del hospedador. Las larvas pueden pasar hasta 2 años en circulación sanguínea, para después en su madurez, acantonarse en la vena cava y en el lado derecho del corazón, donde pueden permanecer de 5 a 7 años. Aquí, en la fase adulta, es cuando los gusanos se reproducen, dando lugar a nuevas larvas que viajarán por el torrente sanguíneo de nuevo.

Qué sintomas tiene?

Los signos clínicos que puede presentar tu mascota son muy variables, y los gatos generalmente suelen ser más resistentes y presentan una menor carga parasitaria que los perros, por lo que el gusano del corazón en ellos puede pasar aún más inadvertido. Los síntomas van desde:

  • Tos suave y seca
  • Falta de actividad, cansancio
  • Anorexia y pérdida de peso
  • Dificultad a la hora de respirar
  • Inflamación y edema de pecho
  • Síndrome de vena cava

Este último consiste en el desarrollo de una insuficiencia cardiaca con arritmias inducidas por la presencia de las filarias. Si se llega a este nivel, probablemente la mascota ya tenga gusanos adultos en el corazón.

Por si fuera poco, dirofilaria a su vez es el vehiculador de unas bacterias del género Wolbachia, lo cual empeora aún más el cuadro sintomático potenciando la inflamación y dando lugar a cuadros de vasculitis.

Como diagnosticamos las Dirofilarias los veterinarios?

Normalmente tenemos dos posibilidades:

  1. Que existan solo larvas en el torrente sanguíneo
  2. Que existan larvas y adultos

Por ello siempre debemos centarnos en evidenciar la presencia de larvas. Para ello, extraemos una muestra de sangre:

  • Para mirar al microscopio si aparece alguna larva
  • Y para realizar un chequeo serológico a un laboratorio externo

En el caso de que tu mascota de positivo, debemos proseguir con la realización de una ecocardiografía, una prueba específica para visualizar las cámaras del corazón, que nos dirá si hay gusanos adultos o no.

Cor d'un Pastor Alemany ple de Dirofilaries (Wikipedia)

Tratamiento

El tratamiento para este parásito es tedioso, largo y costoso. Pensad que estos gusanos viven en el corazón de nuestra mascota y que debemos aniquilarlos lentamente, ya que si murieran todos de golpe, podríamos causar un trombo pulmonar y provocar su muerte.

Dura unos 4-5 meses y se compone por los siguientes fármacos:

  1. Doxicilina para aniquilar a Wolbachia

  2. Lactonas macrocílcilas para debilitar y deshacernos de las larvas

  3. Melarsomina para matar a los parásitos adultos

Estos se combinan de forma que los parásitos se debilitan poco a poco, mermando sus poblaciones hasta dejarlas a cero.

Si ya de por sí es un tratamiento pesado y difícil, pensad que hay posibilidades de recidiva en la clínica con relativa frecuencia.

Además, los gatos no toleran algunos de los medicamentos que usamos en perros, por esto a veces esta enfermedad es incurable para ellos. 

Teniendo todo esto en cuenta, ¿más nos vale prevenir esta enfermedad que no tener que curarla verdad? Vamos a ello!

Com podem prevenir les Dirofilaries?

La prevención se basa en el uso de lactonas macrocíclicas (las más conocidas de todas son la ivermectina o milbemicina) mensualmente, bien en formato pastilla o spot on un mes antes del inicio de la estación de transmisión, y finalizar el tratamiento un mes después de la llegada del frío.

Considerando las temperaturas medias de la región en la que nos encontramos, no deberíamos demorarnos más allá del mes de mayo para realizar la primera aplicación preventiva, y dar la última dosis en octubre-noviembre.

Estas lactonas macrocíclicas no impiden la inoculación de las larvas infestas, pero sí evitan su desarrollo. Si quieres atacar por otro frente más, complementa este tratamiento con un collar repelente de liberación sostenida con deltametrina, así, disminuirás el riesgo de que tu perro sea picado por el mosquito transmisor.