Categorías
Uncategorized

Efectos adversos de las vacunas

Al igual que la primera vez que un bebé toma un alimento nuevo, o que alguien toca por primera vez una planta tropical .. la primera vez que ponemos una vacuna a un cachorro puede tener efectos que no deseamos.

Por eso es muy importante que en las primeras vacunaciones de cachorro, en la primera aplicación de la vacuna de la rabia, de la leishmaniosis, de la leucemia, etc podáis estar durante 1-2 horas con tu mascota controlándola.

¿QUÉ PUEDE PASAR?

La reacción que más asusta a los propietarios es un angioedema: hinchazón de la cara y la lengua.

¿QUÉ HACER?

Llamarnos y venir enseguida. Por eso le recomendamos que, si puede, venga a vacunar por la mañana, así nos aseguramos que estaremos abiertos si pasa algo!

¿ES GRAVE?

Un angioedema no es grave si se trata al momento en que se inicie. En casos muy raros (estudios dicen que 1 de cada 1.500.000 de perros) pueden tener un shock anafiláctico grave.

PREFIERO NO ARRIESGARSE ME Y NO VACUNARLO …

El riesgo de contraer enfermedades si el animal no está vacunado es tan alto que vale la pena arriesgarse y vacunar SIEMPRE.

Nosotros no hemos tenido ningún caso, ni tampoco ningún compañero que conozcamos.

La mayoría de reacciones adversas a las vacunas son muy leves:

  • Inflamación en el punto de inyección de la vacuna
  • Dolor en el punto de inyección
  • Fiebre leve que remite sola
  • Mal estar generalizado leve
  • Cansancio
  • Falta de apetito

Además desaparecen en menos de 12 horas sin ningún tipo de tratamiento . Muchas veces el propietario ni siquiera nota ningún cambio en el comportamiento.

Si nota que alguna de estas reacciones dura más de 12 horas, venga a revisarlo. En estos casos lo que vamos a hacer es tratar la reacción y anotar en su historial la marca de la vacuna que le ha hecho reacción. Así en la próxima vacuna le podremos aplicar una de diferente composición pero que le proteja igualmente de las enfermedades importantes.

También puede darse el caso de un animal adulto que siempre ha tenido una buena reacción para las vacunas pero que un día tenga una reacción más fuerte o que le dure un poco más. Esto suele ocurrir si hay problemas inmunitarios o si hay alguna enfermedad que no hemos podido detectar antes de vacunarlo. En este caso será necesario realizar más pruebas para saber qué está pasando.

Si la vacuna no ha sido aplicada por un veterinario , los efectos secundarios pueden ser mucho más graves porque no se puede hacer un buen seguimiento de esta vacuna: no podemos asegurar que provenga de un laboratorio homologado, que siempre se haya respetado la cadena de frío y que se haya aplicado con material estéril.