Categorías
Uncategorized

Convulsiones

¿QUÉ SON LAS CONVULSIONES?

Son un signo de una actividad cerebral anormal, caracterizadas por una actividad eléctrica excesiva y desequilibrada.

Se pueden manifestar en forma de convulsiones totales (todo el animal tiembla y en general pierde el conocimiento) o parciales (espasmos de alguna pata en concreto).

En las convulsiones totales es frecuente que orinen, defequen o babean de manera incontrolada.

Aquí hay algunos videos de convulsiones que las sepáis reconocer:

¿QUÉ DEBEMOS HACER SI NUESTRA MASCOTA ESTÁ SUFRIENDO AHORA MISMO UNA CONVULSIÓN? 

Primero de todo CAL-MAR-NOS.

Después, intentar que no se haga daño evitando que se golpee contra objetos o que se muerda la lengua.

Es tan importante que no se haga daño el perro o el gato como que no nos haga daño a nosotros : durante una convulsión puede reaccionar de manera imprevisible y morder o atacar sin querer.

La mayoría de convulsiones paran solas pasados unos minutos pero durante este tiempo pueden provocar secuelas graves en el animal, por eso es importante detenerla cuando antes mejor.

Para detener una convulsión en casa puede administrar un producto «anticonvulsivante» (que debe preescribir siempre un veterinario en la clínica) por vía rectal de forma lenta.

Antes de hacer nada llámenos para confirmar que se trata de una convulsión y os explicaremos con más detalle cómo aplicar el medicamento. Hay otras enfermedades como algunos problemas cardíacos que pueden confundirse con las convulsiones, y en estos casos no debemos administrar nada al animal.

Cuando se ha detenido la convulsión el animal, este puede estar «extraño» durante unas pocas horas postconvusión y experimentar desorientación, o no reconocer a nadie, sentirse mareado ..

¿CÓMO SABER SI MI MASCOTA HA SUFRIDO UNA CONVULSIÓN?

Pistas que nos pueden hacer sospechar de una convulsión es encontrar orina, heces o babas por casa y que el animal esté desorientado o con un comportamiento extraño.

Si duda, LLÁMENOS.

¿QUÉ HAGO AHORA QUE YA SÉ TODO ESTO?

Si tienes una mascota en riesgo de poder sufrir convulsiones (un animal geriátrico o que ya haya sufrido alguna otra convulsión previamente) ven cuanto antes a la clínica y te explicaremos en detalle como procederemos a partir de ahora.

Si no tienes una mascota en riesgo simplemente sé consciente de que algún día puede sufrir una convulsión (por causas diversas como por ejemplo productos tóxicos o problemas hepáticos). También te recomendamos que tengas en casa el producto «anticonvulsivante» y que practiques su aplicación aunque nunca sea necesario.

ATENCIÓN !! Si administra por error una pipeta antiparasitaria exclusiva de perro a un gato, muy probablemente sufrirá una crisis convulsiva !! Bañelo ENTERO lo antes posible para disminuir la cantidad de producto absorbido.

Estos consejos son para poder hacer unos PRIMEROS AUXILIOS en casa en el momento de la convulsión, pero siempre hay que ponerse en contacto con nosotros lo antes que podáis para evitar daños mayores, sobre todo si las convulsiones no se detienen, duran más de 2 minutos o se repiten varios de ellos en menos de 1 hora.