Categorías
Uncategorized

Colapso de tráquea

El colapso de tráquea es una enfermedad que afecta a la tráquea de los perros pequeños normalmente.

Como sabrás, la tráquea es como un tubo que conecta las vías aéreas respiratorias superiores (es decir la boca, la cavidad nasal y la laringe) con las vías respiratorias inferiores (pulmones, bronquios y alvéolos) para permitir así el paso de aire entre ellos. Este tubo es rígido pero tiene unos cartílagos en forma de C que le dan cierta movilidad.

El colapso traqueal se define como el estrechamiento del diámetro de la tráquea generalmente de arriba abajo (dorsoventral), pero en algunas ocasiones también es de lado a lado (lateral). Se produce en un punto determinado de la tráquea que generalmente es en la zona cervical, pero también puede producirse en la parte de la tráquea que entra hacia el tórax.

La causa de esta enfermedad es multifactorial, es decir, que se debe a varios factores y, además, no está del todo clara. Se sabe que es debido a la degeneración de los cartílagos en forma de C, ya que estos impiden que la tráquea colapse con el paso del aire, pero si se degeneran no realizan del todo su función. Esto puede deberse a múltiples factores:

  • endocrinopatías
  • enfermedades respiratorias
  • enfermedades cardiacas
  • traumatismos cervicales

Cuando esto ocurre se inicia un proceso de inflamación que tiene como resultado síntomas como tos, intolerancia al ejercicio, jadeos …

El colapso de tráquea es más común en razas toy de mediana y avanzada edad. Ya que en estos perros de manera congénita los cartílagos traqueales pierden más rápidamente su rigidez a medida que envejecen

¿Cómo diagnosticamos un colapso traqueal?

Inicialmente buscamos los síntomas compatibles con un colapso. Estos son:

  • tos seca
  • dificultad para respirar
  • jadeos
  • fiebre

Hacemos una exploración física general y auscultamos el corazón y los pulmones. Además, hacemos una palpación minuciosa de la tráquea.

Finalmente, ante la sospecha de colapso traqueal la prueba que nos dará el diagnóstico definitivo será una radiografía. Con ella descartaremos que los síntomas sean debidos a una enfermedad cardiaca.

Es posible que en el momento de realizar la radiografía no se observe el colapso ya que se trata de una enfermedad dinámica (es decir, no siempre existe la tráquea colapsada, se colapsa de forma puntual) y es difícil encontrar esto en una radiografía, pero podremos medir el diámetro de la tráquea y observar el estado de sus paredes lo que nos ayudará a establecer un diagnóstico.

Mi perro tiene colapso de tráquea… ¿Y ahora qué?

Lo primero que debes saber sobre el tratamiento de esta enfermedad es que no es curativo. Pero si que alivia los síntomas y mejora la calidad de vida del perro.

Iniciamos un tratamiento médico en función de cómo esté el paciente. Administramos los fármacos en función de los síntomas que tenga: antitusígenos, expectorantes, broncodilatadores, corticoides, antibióticos si hay infección secundaria …

Además, si le perro está obeso, se empieza con un programa de dieta para bajar de peso ya que es una condición que empeora mucho la enfermedad.