Categorías
Uncategorized

Aplicación de gotas y pomadas en los ojos

Es muy habitual que nuestros compañeros tengan problemas en los ojos y nos lo demuestren cuando tienen el ojo cerrado por el dolor, cuando hacen «legañas» de color blanco o verdoso, cuando les cambia la tonalidad de los ojos o cuando notamos que no ven del todo bien.

Queríamos explicaros porque, aunque sabemos que poner gotas en los ojos es difícil y puede dar algo de angustia, es muy importante que se haga, ya que no podemos sustituir estas gotas por pastillas, jarabes o pinchazos que serían mucho más cómodas para vosotros de administrar.

Para entender esto primero os explicaremos que los ojos, a pesar de estar pegados al resto del cuerpo, van un poco «por libre» y tienen unos vasos sanguíneos y nervios que quedan en cierto modo «aislados» del resto del cuerpo. Así pues si queremos actuar en un problema en el ojo deberemos atacar directamente al ojo, no nos servirá dar una medicación oral o intravenosa por que, o bien no llegará al ojo o llegará en poca cantidad y no hará el efecto que queremos.

Como punto positivo sabemos que la conjuntiva ocular (la parte rosa de bajo los párpados que marcamos con flechas en la foto) absorbe perfectamente todo lo que le ponemos: antibióticos, antiinflamatorios, anestésicos locales, etc. ¡Eso nos va perfecto para poderle dar al ojo la medicación que necesita! Realmente es tan efectivo como tomarse un protector de estómago : va directo allí donde hace más falta!

Si si pero .. es un trauma ponerle las gotas a mi perro .. no se deja .. me muerde .. se frota los ojos después de ponerle ..

Lo sabemos, sabemos que no es fácil ni agradable.

En la mayoría de casos su mascota necesitará una campana para que no se toque la herida o lesión que tenga en el ojo. Esto le permitirá poder sujetarlo bien para ponerle una gota en el ojo.

Cada animal es diferente y hay que les molesta menos el tratamiento en gotas y otros que les molesta menos el tratamiento con una pomada oftálmica. Por eso hay muchos medicamentos que existen en las dos formas: en gotas y en pomada. Probándolos descubriréis cuál prefiere su gato o perro.

¿Poner gotas cuatro veces al día?

Normalmente 3 veces al día. ¡E incluso más a veces! La conjuntiva es fantástica porque nos absorbe muy rápidamente los medicamentos .. pero el efecto es también muy corto y hay que repetirlo muchas veces al día para que se mantenga de forma constante y haga el efecto deseado.

Si ha de poner varias gotas en el mismo ojo, espere unos 5 minutos entre gota y gota !Si las pone todas a la vez pueden acumularse y caer fuera del ojo!

A continuación os dejamos unos videos con consejos para aplicar gotas o pomada a su mascota! Son en inglés, pero son muy interesantes (aunque, evidentemente los gatos del vídeo están acostumbrados a que los toqueteen y parece más fácil de lo que realmente es)

¡Muy importante! Si sólo hay uno de los dos ojos afectados es importante que en ningún caso toque el otro ojo después de tocar el ojo «malo». Podría contagiar una infección de un ojo al otro.