Los problemas hormonales son enfermedad que cada vez se diagnostican más. Sus síntomas son difíciles de detectar y en ocasiones pasan desapercibidos, pero cuando hayas leído este artículo podrás estar alerta por si tu perro puede tener Addison.

La enfermedad

El Addison (hiperadrenocorticismo) es una enfermedad poco habitual pero muy grave que implica una baja producción de las hormonas que se fabrican en las glándulas adrenales.

En estas glándulas se fabrican glucocorticoides y mineralocorticoides que son hormonas esenciales para todos los procesos de la vida de un animal.

Cuando su producción es insuficiente (de uno o de los dos tipos) será corregido inmediatamente para evitar problemas graves.

Es más habitual en perros de edad adulta (ni muy jóvenes ni muy viejos) pero se puede encontrar en cualquier franja de edad.

Las hembras están más predispuestas y algunas razas como los Rottweilers aún más.

Esta enfermedad puede estar provocada por una atrofia de las glándulas de origen desconocido pero a veces es para un uso demasiado continuado de corticoides.

Síntomas que se detectan

Lo que se puede detectar en casa es poco concreto:

  • Apatía
  • Pérdida de peso
  • Pérdida de pelo
  • Vómitos
  • Diarreas
  • Aumento del consumo de agua
  • Orina más diluida

Los casos graves de crisis Addisoniana el paciente puede incluso quedarse postrado, hipotérmico, hipoglucémico.. y morir.

Diagnóstico

La prueba definitiva para es una analítica de sangre dinámica: sacamos sangre, inyectamos un producto que estimula la producción de las glándulas adrenales y al cabo de unas horas volvemos a sacar sangre.

Con esta analítica podemos valorar si las glándulas están funcionando bien o no.

Pero antes de llegar a esta prueba que es compleja y cara de realizar, las pruebas básicas que hacemos son una analítica sencilla donde ya empezamos a ver alteraciones que nos dan pistas y nos encaminan a hacer la prueba dinámica.

Tratamiento

Si el paciente está en una crisis Addisoniana habrá ingreso de urgencia y suplementar todo lo que por sí solo (como que sus hormonas no funcionan bien) no está pueden regular: azúcar, temperatura, hidratación..

A largo plazo el tratamiento es de por vida con corticoides a las dosis que requiere cada caso.

¿Y los gatos?

Es muy poco habitual ver esta enfermedad en gatos pero si se da es sobre todo por problemas autoinmunes: su propio sistema inmunitario ataca la glándula adrenal y la destruye.

A pesar de ser una enfermedad poco frecuente en perros y gatos es importante que si detectas alguno de los síntomas que comentábamos lo valoraremos y haremos una analítica básica para empezar a orientar el diagnóstico lo antes posible.